Rutas Connexio: Arte contemporáneo y patrimonio histórico, en el Camino Primitivo Xacobeo

Tras la convocatoria que tuvo lugar el verano pasado de la l Edición de los Premios ‘Connexio, espacios para la reflexión’, culmina el proyecto con la presentación en Lugo de las Rutas Connexio, que nos proponen un diálogo entre el arte sacro y el contemporáneo a través del Camino Primitivo Xacobeo.

Juan López en San Vicente do Burgo © Connexio

El pasado viernes 7 de mayo fui convocado junto a otros medios, artistas, y agentes culturales, en una localización un tanto peculiar, una antigua prisión en el centro de Lugo hoy reconvertida en centro sociocultural y artístico. O Vello Cárcere, que así se le conoce, es un maravilloso edificio de la segunda mitad del S.XlX que sigue la estela, de un tiempo a esta parte, de rehabilitar edificios peculiares dotándoles de una segunda oportunidad lejos del objeto inicial para el que fueron concebidos. Resulta satisfactorio asistir en diferentes puntos del país, al resurgir de mataderos, cárceles o tabacaleras, transformados en interesantes puntos de encuentro entre las diferentes disciplinas artísticas y la ciudadanía, contribuyendo con ello a dinamizar el patrimonio cultural.

Ainara LeGardon en San Pedro de Mera © Connexio

En dicho emplazamiento tuvo lugar una rueda de prensa organizada por el Ayuntamiento lucense, con su alcaldesa Lara Méndez a la cabeza como interlocutora. Algunos tuvimos la suerte de poder asistir al acto de forma presencial mientras que otros lo hicieron a través de la omnipresente, hoy por hoy, videoconferencia. El motivo de la reunión fue la presentación de las Rutas Connexio que surgen a raíz de la l Edición de los Premios ‘Connexio, espacios para la reflexión’, convocados por el propio Ayuntamiento de Lugo, a través del área de Desarrollo Local, y con un gran equipo profesional detrás.

Con esta iniciativa se busca poner en alza el itinerario Xacobeo como elemento dinamizador de las artes, del talento y del patrimonio cultural, histórico y arquitectónico del rural, así como desarrollar una apuesta por un turismo que busca experiencias diferentes. Sin duda, es una ocasión para darle al municipio gallego una mayor dimensión y proyección hacia Europa. Hay que recordar que Lugo posee nada menos que tres Patrimonios de la Humanidad: la Muralla romana, la Catedral y el Camino Primitivo de Santiago.

Estelle Jullian en San Xoán do Alto © Connexio

Los premios tuvieron como objetivo la realización de seis intervenciones artísticas, por parte de otros tantos creadores, que llevaron el arte contemporáneo a seis iglesias del rural gallego, situadas en la ruta de peregrinaje del Camino Primitivo a su paso por distintas parroquias del municipio lucense, buscando así un espacio para la reflexión y diálogo entre el arte sacro y el arte contemporáneo.

Se pretendía a su vez, una conexión del artista y la obra creada con los habitantes de las parroquias y los peregrinos, haciéndoles partícipes como parte activa del proyecto.

Los premios Connexio realmente se pusieron en marcha el verano pasado, que es cuando fueron convocados. Participaron 220 creadores que presentaron propuestas con un alto nivel de calidad, considerando que se trataba de una primera edición. El jurado, formado por Ángel Calvo Ulloa, César Carnero, Susana González y Mª Esther Muñoz Mella, destacó también la amplia diversidad de las propuestas.

Álvaro Negro en San Miguel de Bacurín © Connexio

Los seleccionados fueron Álvaro Negro, que intervino la iglesia de San Miguel de Bacurín; Estelle Jullian la de San Xoán do Alto; Rodríguez-Méndez la Capela do Carmen; Juan López, San Vicente del Burgo; Ainara LeGardon, San Pedro de Mera, y Jesús Otero-Yglesias hizo lo propio en Santa María de Gondar. Sus trabajos abarcaban acciones sonoras, pictóricas, escultóricas y performance. Los artistas llevaron a cabo sus intervenciones durante los meses de septiembre y octubre contando para ello con la ayuda de los vecinos, acercándose a sus realidades y creando sinergias previas con ellos.

Como tantas otras acciones y eventos culturales las restricciones sanitarias obligaron a paralizar durante meses la presentación de estas obras. Ante el sinsentido de tener las iglesias intervenidas pero cerradas todo este tiempo, finalmente el proyecto puede ver la luz y se reanuda con las Rutas Connexio. Con una excusa de peso como es la celebración del Xacobeo este año, durante los meses de junio, julio y agosto se organizarán una serie de visitas por las diferentes iglesias, dirigidas por guías expertos, y a través de códigos QR instalados en las iglesias, donde se explicará la obra artística y cómo se ha desarrollado el proceso creativo. Todo dirigido a cualquier persona que busque una experiencia sensorial diferente de aunar arte con patrimonio cultural e histórico, mientras recorre el Camino Primitivo.

Rodríguez Méndez en Capilla del Carmen © Connexio

Se quiere también así dinamizar el medio rural, algo muy bien traído en los tiempos que corren y con un tema tan de actualidad como es la España vaciada.

Tras la rueda de prensa vino lo mejor de la jornada. Tuvimos el privilegio de vivir la experiencia de primera mano al ser invitados a recorrer la ruta con dos de los artistas, que nos explicaron ‘in situ’ cómo fue el proceso creativo de sus intervenciones. Álvaro Negro nos habló de su obra ‘Cumio’, mientras que Rodríguez-Méndez hizo lo propio con ‘Del hijo, la respiración’. Nos acompañaron en el recorrido César Carnero, director del Museo Diocesano Catedralicio de Lugo y miembro del jurado de los premios, y Beatriz Pereira, de la Asociación Profesional de Guías Turísticos de Galicia, grandes profesionales que nos hicieron de guías de lujo durante el itinerario.

Resultó altamente gratificante poder contemplar estas obras en comunión con auténticas joyas arquitectónicas en un marco incomparable de gran belleza. Y es que en una Galicia predominantemente minifundista debido a la especial orografía del terreno montañoso, junto a unas deficientes comunicaciones hasta bien avanzado el S.XX, provocaron el aislamiento de pequeños núcleos de población y aldeas y la proliferación de una cantidad ingente de parroquias, con sus pequeñas iglesias desperdigadas por parajes idílicos. En muchos casos se trata de verdaderas joyas del románico y barroco gallego en muy buen estado de conservación. Así, solo en la diócesis de Lugo se contabilizan 1.139 parroquias, siendo la diócesis española que más número de parroquias tiene.

Teniendo presente la unión que por tradición de siglos hubo siempre entre la Iglesia y el Arte, nos viene a la mente la función que jugó ésta en el pasado como gran promotora y mecenas de las artes. Dicha idea parece haber caído en el olvido por parte del público y consumidor de arte actual.

Jesús Otero en Santa María de Gondar © Connexio

Como bien nos explicaba César Carnero, iniciativas como ésta son un guiño a seguir fomentando y recobrar esa idea romántica del mecenazgo eclesiástico. Por otra parte, el focalizarlo en el Camino Primitivo entronca con la tradición europea de intercambios culturales que se daban en las rutas más transitadas.

Según confesaban algunos de los artistas, más allá de la dotación económica del premio o de la proyección profesional que pueda suponer, la experiencia les ha supuesto un soplo de aire fresco al poder llevar a cabo estas intervenciones en plena pandemia, y se nota en la pasión que han puesto en la realización de su trabajo.

Los Connexio son unos premios que nacen con vocación de continuidad y esperemos que así sea, ya que suponen una iniciativa muy exquisita y novedosa que propone un juego participativo por parte del espectador, alejado de los canales expositivos tradicionales y donde la experiencia para los sentidos está asegurada.

 


Más información: www.connexio.es

Publicaciones relacionadas

THE CALM BEFORE THE STORM, exposición de Ernesto Cánovas en la Halcyon Gallery. 10 junio – 3 julio

Hallazgos arqueológicos no autorizados, Ernesto Cánovas en el CAB de Burgos. En colaboracion con Gracjana Rejmer-Cánovas

Olga Olivera-Tabeni. Portland del Ebro, la posibilidad de un Finisterre