Home Arte Aprovechamos la feria de este año para descubrir cómo Fuensanta Casanova, premio joven coleccionista de Just Mad 2018, comenzó su colección

Aprovechamos la feria de este año para descubrir cómo Fuensanta Casanova, premio joven coleccionista de Just Mad 2018, comenzó su colección

by Vanesa Cejudo

Con motivo de la celebración de la edición de Just Mad 2019,  estuvimos con Fuensanta Casanova, una de las coleccionistas seleccionadas en la edición del año pasado con el Premio Pilar Citoler de la feria.

Nos interesaba mucho conocer a Fuensanta por varias razones, una, por ser una amante del arte contemporáneo y apostar por él a través de su colección;  y otra, por su “ADN Brit-Es” -vivió recientemente en Londres, durante más de cinco años. Cuando ella termina su carrera de filología, y tras dos años como profesora, marcha a la capital británica para dedicarse al mundo inmobiliario y al interiorismo.

Fuensanta Casanova, en Just Mad X (2019)

Su primer contacto con la compra de arte es un cúmulo de circunstancias muy próximas a cualquiera de nosotrxs. Una ciudad estimulante con continuas propuestas de diseño, eventos pop up, y la variedad y originalidad en la forma de vestir, son los primeros palpitos que hacen que Fuensanta, una mujer curiosa dentro de un espacio profesional plagado de impulsos estéticos, conozca la Affordable Art Fair. Una propuesta de feria de arte, en el barrio de Battersea de Londres, con obras de coste no mayor de 5.000 euros.

Este formato de venta, para una persona incipiente en el arte contemporáneo, es fascinante. “El poder moverte con libertad en esta feria en donde cada uno de los pasillos se ordenan en función de los precios de las obras, con apartados de 100-200 euros, de 500 a 1.000 y otros de menos de 5.000”, es una manera muy cómoda y fácil de comenzar a adquirir obras de arte.

Cuando vuelve a España, continúa en su sector profesional, con una inercia que le apasiona , que es la búsqueda de lugares y eventos donde poder seguir investigando y conociendo más sobre el arte contemporáneo. Ella, confiesa no ser una experta en el tema, de momento se deja llevar por aquello que quiere que le acompañe en su día a día, las obras que adquiere en las ferias de arte como Just Mad, van directamente a su casa. Tiene  un sito donde ocupan un lugar donde todos los dias dirige su mirada y se regala una “poseía visual” como ella misma afirma.

“Me encanta la literatura y la poesía, pero a veces no hay tiempo para leer y estas piezas de arte me regalan la poesía que necesito para mi vida diaria”

El premio de Just Mad que consiguió el año pasado, el de la Fundación Pilar Citoler “Joven Coleccionista” fue posible por la compra que realizó de una fotografía de la Galeria Marisa Marimón. “Lugar de ausencia” de la artista gallega Eva Díez.

Fuensanta nos cuenta como surgió ese “click” con la obra de Eva. Cuando entró a la feria de Just Madrid, se encontró casi al inicio del recorrido una gran fotografía que le llenaba de calma y tranquilidad. Era una foto realizada en un lugar perdido de las Highlands escocesas donde  Eva construyó una delicada casa de espejo. Todo lo que transmitía esa imagen le hacen esperar a la galerista para conocer más sobre ella.

Fuensanta frente a la obra “Lugar de ausencias” de la artista gallega Eva Díez, en JustMad2018

Al hablar con Marisa, conoce que la obra no es una postproduccón fotográfica, sino el resultado de una escenografía creada ex profeso para ser registrada. Una furgoneta y la ayuda de la hermana de Eva, hacen posible trasladar hasta las Highlands, la casa de espejo hasta el lugar adecuado.

La historia fascina a Fuensanta, y aunque no compra directamente la foto, al dar una vuelta completa a la feria, sabía que la quería, “no podía quitarme de la cabeza esa fotografia de Eva”.

Y es que siempre hay algo que hace que la obra y el artista que genera esa pieza, sean parte de su proceso de adquisición, le inquieta saber quien está detrás de las obras que a ella le gustan e investiga sobre el proceso y sobre los artistas. Porque, confiesa:

«No sé si será por ser una coleccionista incipiente, pero por ahora sólo compro aquello que me gusta, no tengo un afán de inversión, aunque sepa que el arte es uno de las inversiones más seguras, mi intención no es vender aquello que he querido tener conmigo, no sé si cambiaré de opinión con el tiempo, pero por ahora lo hago así”.

Y así lo hizo con la segunda obra que compra en la feria Just Mad, gracias al premio al joven coleccionista Pilar Citoler, una fotografía de la Galería White Noise de Roma  intervenida con dibujos de la artista mitad madrileña, mitad murciana: Mar Hernández Riquelme de la que ya tiene varias obras y a la que sigue desde que conoció su obra en Just Mad.

Fuensanta Casanova, es una de esas personas que llega al mundo del coleccionismo de arte por su curiosidad y su inquietud por conocer, cada una de esas obras le recuerda no sólo lo que está viendo si no cómo esa persona ha llegado a crear aquello, todo eso, de momento, le vale para seguir coleccionando desde su intuición y desde el puro placer de rodearse de piezas a las que le gusta mirar, un regalo no tan caro, según las nuevas propuestas de ferias con piezas asequibles, que hacen que el arte pueda ser parte de las vidas cotidianas.

Foto portada © “Lugar de ausencias” de Eva Díez.

You may also like

Leave a Comment