Home Arte A Eva la creó Dios y a Pandora Hefesto por orden de Zeus… ¿qué pintamos las mujeres en todo esto?.

A Eva la creó Dios y a Pandora Hefesto por orden de Zeus… ¿qué pintamos las mujeres en todo esto?.

by Carolina Núñez Roca

Pandora y Eva han sido mujeres culpables de los grandes males del mundo, o más bien, la justificación teológica de la presencia de fuerzas oscuras en el género humano. ¿Pero quién ha decidido eso? Es curioso también que a Eva la creó Dios y a Pandora Hefesto por orden de Zeus, (todos hombres) y aquí es donde yo me pregunto, ¿qué pintamos las mujeres en todo esto?.

La Caja de Pandora en Londres

Representantes de la Caja de Pandora frente a la Tate Modern

Crecer en una casa rodeada de libros, arte y en un entorno familiar ateo en los años 70-80 resultaba raro entre mis amigas y amigos del colegio. Tener una madre trabajadora, independiente económicamente y feminista lo era todavía más. Yo lo viví con absoluta normalidad, como cualquier niña que crece pensando que el pequeño mundo que le rodea es reflejo de la norma habitual. Hoy, 44 años después de haber nacido, me doy cuenta de que no. La lucha por la igualdad sigue estando activa y sigue siendo igual de necesaria que en la época de mi madre. Los informes avalan esta afirmación. Basta con echar un vistazo a los emitidos por MAV (Asociación de Mujeres en las Artes Visuales) para ver que las artistas españolas siguen ausentes en las grandes ferias, museos y principales centros de exposición y la discriminación sexual afecta también a la enseñanza, como por ejemplo, al profesorado de Másteres Universitarios oficiales de Arte en España.

«El análisis de los Másteres Oficiales de Arte y estudios relacionados en las universidades españolas en 2015 refleja que lejos todavía de alcanzar la paridad en la enseñanza, cuando en estos estudios son más de 70% las mujeres que se gradúan desde hace más de treinta años, los hombres siguen copando el profesorado y las mujeres, el alumnado. El último informe realizado por MAV muestra que de 63 másteres oficiales analizados, el profesorado sigue estando, en una inmensa mayoría, cubierto por los hombres.» (Informe MAV #15)

El estudio recientemente publicado por Nieves Álvarez (artista, poeta, vicepresidenta de Genialogías y miembro del Team Europe de la Comisión Europea), “Descubrir lo que se sabe (Estudio de género en 48 premios de poesía)», revela que los hombres han ganado el 82% de los 48 premios estudiados, otorgados por jurados compuestos mayoritariamente por varones.

Logotipo La Caja de Pandora © Ana Fernández

Logotipo La Caja de Pandora © Ana Fernández

La igualdad y el reparto democrático no se cumple, a pesar de contar con la Ley Orgánica de Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres desde hace una década… seamos objetivas y no tratemos de mirar para otro lado, no podemos menospreciar las evidencias. Hay mucho trabajo por hacer y mucho que denunciar. Estas desigualdades son las que permiten que las mujeres además de ninguneadas por el sistema patriarcal seamos también acosadas. La desigualdad, el sexismo y el acoso van de la mano, tanto que son la misma cosa.

En este contexto, el pasado lunes saltaban todas las alarmas, principalmente entre aquellos que desconocían el tema o querían desconocerlo, porque la verdad es que desde que surgió el movimiento #MeToo (yo también), para denunciar casos de acoso sexual tras el escándalo de Harvey Weinstein, pocas personas habrá que no estén enteradas de que estamos viviendo una revolución feminista, en todos los ámbitos, y a pesar de que por desgracia, sea en aquellos con poder adquisitivo o cultural donde parece ser que pega con más fuerza.

Ayer, lunes 29 de enero de 2018, por la mañana, en frente al Museo Reina Sofía en Madrid, a la Tate Modern en Londres y al Museo Provincial de Lugo, La Caja de Pandora se abría en forma de comunicado, liberando un manifiesto escrito no por Hesíodo, si no por más de 3000 mujeres que conforman este colectivo. El grupo se constituyó en julio de 2017 como plataforma de apoyo y cuidados en respuesta a la denuncia por abuso sexual, que la artista Carmen Tomé interpuso ante la policía, actualmente en fase de instrucción, y que hizo pública contra el conocido comisario Javier Duero.

«Somos La Caja de Pandora, un grupo no mixto de más de 3000 mujeres y otras identidades de género no hegemónicas, vinculadas con el arte y la cultura. Somos feministas, antirracistas, anticapacitistas e inclusivas con todas las diversidades. Organizadas y en lucha por un contexto libre de violencias machistas y abusos de poder.»

Así se definen las Pandoras, que además utilizan en su comunicado un lenguaje inclusivo y de apoyo entre mujeres, con frases como «La Caja de Pandora funciona como espacio de sororidad, de hermanamiento entre mujeres, para darnos el calor y la cercanía que nos han querido arrebatar. Nos posicionamos unas junto a las otras, formulando un grupo heterogéneo y comunitario, para tejer unas redes que nos recuerden que no estamos solas.» ¡Y vaya que no lo están! en su página oficial de Facebook han pasado de 800 seguidores a 2043 en dos días, desde que esta esperanzadora caja se abrió públicamente.

«Declaramos nuestro total apoyo a Carmen, a todas las mujeres que están tratando de sobrevivir más allá de la agresión y reclamamos que se investigue lo necesario, se estudie el contexto y lo que precede a las agresiones para que no queden en agua de borraja, que ellas se queden solas sin que públicamente se haya identificado lo sucedido y que la imagen de los agresores quede intacta. Permitiendo que ellos continúen ejerciendo tanto su poder, como sus privilegios en los cargos que profesionalmente continúan ocupando.»

Las Pandoras gallegas leyendo su comunicado frente al Museo Provincial de Lugo

Exigen y reclaman investigaciones y que las instituciones establezcan protocolos, pactos y consensos para salvaguardar la dignidad y la libertad de las mujeres frente a las agresiones machistas y sexistas. Y es que no se cumplen las leyes, esto no tendría que ser una reclamación hecha por colectivo de mujeres, esto es La Ley.

Por las Evas y las Pandoras del mundo se abrió esta caja llena de ilusiones y que nos motiva a otras mujeres a continuar luchando por los derechos de todxs y no callarnos. Hemos de reivindicar nuestra voz y nuestra legitimidad para señalar a aquellos que nos agreden y exigir que se nos reconozca en todos los aspectos de la vida incluyendo el profesional, ¡ya está bien de tanta agresión!.

La Caja de Pandora ha despertado en mi una Electra, también de la mitología griega, pero me quedo con la Elektra de Frank Miller que me acompañaba en la mochila del instituto, y que por cierto, me apetece también poner en el punto de mira a su creador, un poco sospechoso… Continuará.


Sigue La Caja de Pandora y lee el comunicado completo aquí: www.facebook.com/somoslacajadepandora

Foto portada © Aran Diez / Aran Diez Photography

You may also like

1 comment

Fina Roca enero 31, 2018 - 7:09 pm

Muy Bueno! Enhorabuena

Reply

Leave a Comment