Home EscenariosDanza La Beti: “Ser una Showgirl mola”

La Beti: “Ser una Showgirl mola”

by Christian San Martin
LaBetiEntrevistaCover.png

Tenemos el honor de jugar al ping pong de preguntas y respuestas con La Beti, una española residente en Londres que está arrasando en el mundo del burlesque internacional con un estilo sensual, valiente y subversivo.


La Beti

© Paul Grace

Cuéntanos un poco cuándo decidiste dedicarte a esto del burlesque como forma de vida.
Fue aquí en Londres donde el espíritu burlesco se apoderó de mi (risas). Cuando vine mi idea era bastante diferente ya que mi propósito era explorar el mundo galeristico londinense y adentrarme en departamentos comerciales en galerías de arte. Así conseguí hacer prácticas en dos galerías, pero claro, no estaban remuneradas y necesitaba ingresos. Fue a través de una conocida como conseguí un trabajo de camarera en un famoso cabaret londinense. Allí me familiaricé con los artistas de la escena del burlesque, de lo que hacían y cómo lo transmitían, también del público (mayoritariamente mujeres) y me sentía muy atraída, pensaba «Beti, tú podrías traer algo divertido y atrevido utilizando este lenguaje y dentro de esta plataforma».

Luego pasaron muchas cosas, muchos giros, pero sobretodo creer en la transformación y perseguir ese sueño de crear algo único y que sólo La Beti lo diga como ella lo dice. Así que,  reuní lo que traía en mi bagaje como artista, tiré mucha porquería también, y retomé mi práctica artística por donde lo había dejado años atrás en Irlanda. Así fue como me llegaron los primeros trabajos de performer en cenas pop-up ofrecidas en iglesias. Poco a poco y orgánicamente, mis prácticas se hacían más exhibicionistas y sintiendo que el striptease era el elemento que faltaba en mi arte y el ser valiente para traer belleza, poder y alegría al traumatizado cuerpo femenino. Imaginarme de Dominatrix en una iglesia era una de mis fantasías que ahora podía hacer realidad.

Desde entonces el burlesque me ha abierto muchísimas puertas, me colma y me hace muy feliz, que es a final de cuentas lo que importa (risas). Ser una Showgirl mola.

Mi militancia es la siguiente: aspiro a que se respete el cuerpo de la mujer para que acabe el acoso, el maltrato, el feminicidio.

¿Cuánto de Beatriz hay en el personaje La Beti?
Trabajan en equipo. Beatriz es la jefa, la estratega, la empresaria, la que crea los puentes detrás del escenario. Ese es el acuerdo pacífico al que han llegado tras unos años de confusión. La Beti es un monstruo con espíritu exhibicionista y subversivo que implora por cambio, es descarada y atrevida y quiere contar nuevas historias para que cambie la visión que tiene la severa estructura heteropatriarcal sobre lo femenino. Beatriz ahora le admira y se caen bien.

Ha sido un proceso de amor con mi propio demonio. Adoro a mi pequeño duende endiablado.

¿Alguna decisión con respecto a tu carrera de la realmente te sientas orgullosa?
Me siento orgullosa en general de todo el proceso. Atreverme a reconocer mi naturaleza salvaje y transmitirla a través del burlesque y del striptease empezó siendo un desafío. Luego el proceso continuó haciéndome hueco en una escena donde nadie me conocía y donde hay mucho talento. Decisiones y dudas he tenido múltiples, por ejemplo; si invertir o no en un mentor, en participar en concursos, qué dirección tomar en mi formación, cómo negociar y ser yo misma mi propio agente, el diseño de mi web, etc…

Luego he aprendido a crear mi propio sistema para dar a luz a cada uno de mis personajes gracias a la ayuda de amigos y compañeros.

¿Y alguna de la que te hayas arrepentido? 
Se cometen errores pero sirven para aprender. Se trata más de la lucha, de utilizar mi poder y pensar menos. Creo que hasta el modo en que las artes se rigen y estructuran es muy patriarcal. Yo me he adentrado en este camino desde el GOZO.

Me arrepiento de haber creído siempre que no era buena bailarina, buena actriz, buena artista, que no valía, que a quién le iba a gustar. Pero bueno, al fin, a mis casi cuarenta años desperté y ya nada me pudo parar. Entretener, traer magia y sensualidad a la audiencia es lo más potente que he podido hacer. Es dar a luz de otro modo.

La Beti

© Izaskun Gonzalez

Hablas sobre la opresión que ejerce la estructura heteropatriarcal sobre lo femenino. Ser feminista y hacer striptease puede resultar para muchos una contradicción ¿qué opinas al respecto?
Opino que este planteamiento demuestra que todavía la sociedad cree que, cuando una mujer se desnuda y se quita las capas es para ofrecer carnaza y gusto al hombre. De nuevo nos encontramos con el ego machismo. No estamos acostumbrados aún a pensar y funcionar desde la esencia y sensibilidad femenina. Y siempre sale la misma fórmula simplista: si eres feminista ¿cómo es que te quitas la ropa?

Mi militancia es la siguiente: aspiro a que se respete el cuerpo de la mujer para que acabe el acoso, el maltrato, el feminicidio. Para ello podemos hacer lo que hemos hecho hasta ahora, que es ir recatadas y monjitas para no llamar la atención para que no nos violen y agredan (siempre esa maldita sombra negra, siempre esa sensación de debilidad que acecha nuestro cuerpo) o bien presentar el cuerpo femenino empoderado, desde su esencia verdadera y salvaje. Y esto implica mostrar nuestro lado erótico, divertido y sensual. Hay que atreverse y traer luz a este don tan estigmatizado por la religión y la hegemonía patriarcal. Nuestra sociedad nos prefiere acomplejadas y desconectadas para alimentar su voraz sistema consumista y mantener el status quo patriarcal. El burlesque es por ello un arte fascinante que con un toque de burla enlaza todos estos rasgos presentando de una forma bella y subversiva el erotismo y la sensualidad.

Cuando acabo mis performance son pocos los hombres que se me acercan… Sin embargo las mujeres vienen a felicitarme y agradecerme, porque el aullido de la loba llama a la camada y cada vez somos más las que queremos vivir creativamente nuestra vida impulsadas por este poder que reside en cada célula de nuestro ser y especialmente en nuestro útero.

No sólo lo tenemos para prolongar la especie y alimentar el sistema, también lo tenemos porque es generador de energía creativa y gozo.

Me ha llamado la atención que menciones como influencia a Alejandro Jodorosky, ¿pueden ser consideradas tus actuaciones como actos de psicomagia?
Sí, sobretodo al principio con mi show ‘Loca por Lorca’ que siempre me contrataban para actuar en eventos celebrados en Iglesias. Oportunidades tan maravillosas no se ofrecen todos los días, así que junté a algunas de “las chicas” lorquianas como La Petenera, La Carmen, Soledad Montoya, la Soleá, la Seguirilla y las presentaba de un modo irreverente, como si fueran Dominatrix, recitando sus propios poemas pero de un modo subversivo, liberadas del karma doloroso y rancio que la Iglesia esencialmente las impuso. Era su propia venganza. Yo sentí que una nueva brecha se abría y nuevos aires frescos se avecinaban. Después de esta primera etapa yo empecé también a crecer y a liberarme para profundizar más en el arte del striptease.

Cuando acabo mis performance son pocos los hombres que se me acercan… Sin embargo las mujeres vienen a felicitarme y agradecerme, porque el aullido de la loba llama a la camada y cada vez somos más las que queremos vivir creativamente nuestra vida…

Al trabajar en directo seguro que debes de tener anécdotas para escribir un libro, pero ¿cuándo fue la vez que la reacción del público superó  todas tus expectativas?
Hay una que guardo con mucho cariño pues me enterneció muchísimo. Fue un trabajo para Duckie, promotores legendarios de la escena gay and queer londinense. Esta vez me pidieron ir cerca de Surrey a un evento que se llama Posh Cabaret que es para personas mayores que se reúnen los lunes en una salita de una Iglesia a tomar té y siempre traen un poquito de amenización así que me pidieron que hiciera un striptease suavecito y muy divertido. Tanto es así que uno de los abuelitos se unió a mi show y comenzó a bajarse los pantalones y a hacer su propio striptease. Yo le decía que dejara para el final los pantalones pero él iba a saco y dejó para el final el sombrero. Me encantó.

Puedes contarnos alguna historia cuando las cosas no te salieran tan bien y lo más importante, ¿qué te llevaste de esa experiencia?
Cuando trabajas como performer tienes que ser muy flexible y conceder un amplio margen a la improvisación porque imprevistos siempre hay y lo peor que puedes hacer es frustrarte. Ha habido infinidad de momentos donde las cosas no han salido como yo quería pero es como todo, hay que aprender a levantarse con arte y salero. Después de estos años actuando he aprendido a ser mucho más precavida y organizada pero hay cosas que están por encima del bien y del mal, por ejemplo la pezonera que se despega del pecho, sentirte hinchada y no en el estado ideal para hacer striptease cuando tienes la menstruación (sí, la madre naturaleza viene a visitar a las artistas de striptease también, cada mes), a pasar tu música al ingeniero de sonido y que se equivoque de canción etc… ¿qué puedes hacer sino reírte? Traer belleza y espontaneidad es lo que la audiencia desea y yo estoy aquí para darlo.

La Beti

Foto izq © Terry Mendoza. Foto dch ©Sin Bozkurt

¿En qué estás trabajando en este momento?
Ahora mismo estoy de ensayos y preparándome para dos shows: el London Burlesque Festival, y el Poetry Brothel que después de New York y Barcelona inaugura ahora su sede en Londres, donde tengo el placer de ser una de sus Whores (Putas). En este burdel itinerante además de mi performance recitando a Lorca hago lecturas privadas explicando que es el duende. Si lo quieren con striptease tienen que pagar más, claro.

¿Cuál es tu sueño? Si no existieran las restricciones de tiempo o de dinero ¿qué espectáculo montarías?
Montaría un stripclub/cabaret que fuera itinerante, absolutamente diferente a lo que se conoce hasta ahora. El propósito sería homenajear y celebrar el gusto de ser una Mujer de Vida Alegre, que a fin de cuentas es a lo que hemos venido a este plano y no a sufrir, ¿verdad? Hombres que asuman su lado femenino y quieran sanar ese aspecto de lo femenino serian very welcome. Además del show, de entrevistas a l@s artista@s invitad@s se crearía debate y charlas para crear conciencia y educar de un modo positivo y bello. Este proyecto tiene ya sus semillitas con el Spañish Burlesque Show junto a otras artistas maravillosas como Srta. Siller, Evita Mansfield y Chiqui Love así como escuelas de mujeres como la que lidera Gema Martin con su terapia de Danza Sensual. Otros colectivos como el de Putas Indignadas con Erika Trejo Y Pauline Ezkerra serían esenciales para el proyecto.

A corto plazo quiero seguir mi trayectoria como hasta ahora, viajando, actuando y moviéndome en la escena internacional contando mis historias y presentando los diferentes perfiles de mujer que la sociedad aún le cuesta aceptar.

(…) junté a algunas de ‘las chicas’ lorquianas como La Petenera, La Carmen, la Soleá (…) y las representaba de un modo irreverente recitando sus propios poemas pero de un modo subversivo, liberadas del karma doloroso y rancio que la Iglesia esencialmente las impuso.

Y ya la última. Tu madre no sólo te apoya, con sus 80 años, sino que es quien te hace los vestidos y tocados con los que sales a escena. Podemos decir que sois un equipo. ¿Cómo habéis conseguido conectar de esta forma tan completa y abierta? ¿Cómo ha intervenido tu madre en la creación del personaje?
La relación entre mi madre y yo siempre ha sido muy honesta, sin tapujos ni tabúes. Desde que empecé a vivir fuera de casa (1998 en Italia) siempre he incluido a mi madre en mis círculos de amistades, la he llevado a cenas, de noche a mis performances y la he sentado con los personajes más elocuentes de la escena callejera en Sevilla, Cork, Berlín… la he integrado como una más en mi vida. Somos madre e hija, pero somos compañeras que estamos juntas para hacernos la vida más fácil y disfrutarla.

Es extremadamente inteligente y ha sabido siempre que si se posicionaba del lado de las creencias con las que creció se alejaría de sus hijos (somos 5) y nos haría sufrir, así que se ha adaptado a los tiempos y ha optado por permitirse crecer y transformarse a pesar de su edad.

Su espíritu es brillante, lleno de elocuencia y creatividad. Ella tiene un don que desgraciadamente mucha gente carece y es que NO JUZGA. Tiene muy claro que quiere vivir su vida cerca de sus hijos y aportar luz y paz a la vida de todos. Ella me ha aportado la confianza que necesitaba… cuando me sentía miserable que no sabía qué hacer con mi vida o cuando yo misma me oía decir barbaridades acerca de mi futuro y cuando mi espíritu de unicornio salía por mis poros estornudando purpurina, ella limpiaba el polvo de mi cuerno halado para que siempre luciera reluciente.

Ella no es ni costurera, ni modista, ni diseñadora, pero es amorosa y con tal de ayudar y ver mis sueños realizados hace lo que sea. Es la fuerza del amor, digo yo.

Foto portada © via Milan Extraordinaire / La Beti

—————

Si estás en Londres este mes de mayo no te pierdas sus actuaciones en el London Burlesque Festival:
14 de mayo: The Burlesque Ball UK
21 de mayo: LBF All Stars

http://londonburlesquefest.com/lbf-performer-2016/la-beti
http://londonburlesquefest.com

Y si tienes ganas de saber más sobre La Beti, esta es su página. www.labeti.co.uk

You may also like

Leave a Comment