Home DiseñoArquitectura La arquitecta andaluza Dolores V. Ruiz Garrido enseña a imaginar y dibujar las ciudades del futuro a niños de escuelas de educación primaria de Londres

La arquitecta andaluza Dolores V. Ruiz Garrido enseña a imaginar y dibujar las ciudades del futuro a niños de escuelas de educación primaria de Londres

by Brit Es Magazine
LittleArchitectCover.png

‘Little Architect’ es un programa educativo a través del cual se enseña arquitectura en escuelas de educación primaria de Londres y sus alrededores, basado en potenciar la creatividad de los niños animándoles, entre otras muchas actividades, a imaginar y dibujar ciudades o edificios del futuro.

Para concienciar a nuestra sociedad de la importancia de una arquitectura sostenible, accesible, responsable y práctica para sus usuarios hay que empezar implicando a los niños y niñas con el mundo que les rodea, despertando su interés por el entorno, las ciudades y el resto de los ciudadanos. Esto es algo que la arquitecta andaluza Dolores Victoria Ruiz Garrido, afincada en Londres desde hace cinco años, tenía claro cuando lanzó su proyecto Little Architect‘.

Dibujar y crear futuros edificios es común en nuestra infancia

Ruiz Garrido, quien además dirige su propio estudio de arquitectura en España (Semisótano) y es co-fundadora de la plataforma de arte contemporáneo SCAN sabía, como arquitecta y madre, que para cambiar la relación entre arquitectura y sociedad era fundamental empezar por educar a nuestros niños y niñas en disciplinas como el diseño, la arquitectura, el urbanismo y el dibujo.

‘Little Architect’ es un programa educativo a través del cual se enseña arquitectura a niños de entre 5 y 11 años en escuelas de educación primaria de Londres potenciando la creatividad de los niños animándoles, entre otras muchas actividades, a imaginar y dibujar ciudades o edificios del futuro. Los niños aprenden a observar y valorar la arquitectura descubriendo la importancia que esta tiene en el día a día de las personas que habitan las ciudades, ayudándoles así a convertirse en ciudadanos más comprometidos y por tanto más críticos con cualquier actuación urbanística de su entorno.

«Si pudiéramos tener una generación de niños educados en la arquitectura contemporánea, de repente sería muy fácil de encontrar apoyo a campañas como la dirigida por la Twentieth Century Society y Richard Rogers para salvar, por ejemplo el edificio Robin Hood Gardens de la demolición.» afirma Dolores Victoria.

La fórmula del éxito de este programa está siendo, sin duda, el salir de los típicos círculos y audiencias de las escuelas de arquitectura y establecer los cursos directamente en los colegios, trabajando colaborativamente con el profesorado de primaria, incluyendo la arquitectura contemporánea e incluso utópica en el actual curriculum escolar.

Su objetivo principal es enseñar a los más pequeños que hay otras opciones y que así puedan demandar mejores espacios urbanísticos, más amables con los usuarios y que aprendan a ser conscientes a la vez, de la importancia de preservar nuestro patrimonio arquitectónico. Necesitamos un urbanismo sensato y acciones sostenibles. A día de hoy nadie discute ya que la educación primaria es la más relevante de todas las etapas educativas, la que da forma a la sociedad, mientras que la educación posterior crea a los profesionales.

El proyecto ‘Little Architect’ en Betty Layward School

Otra de las razones que han llevado a esta arquitecta a impulsar este programa es el hecho de que los niños y niñas de hoy en día están recibiendo un mensaje equivocado sobre lo que debe ser la casa ideal. Juguetes, películas, libros y cuentos proyectan la idea de que esta sería una «casa preciosa con un jardín y un garaje», algo que en un entorno urbano superpoblado como Londres resulta complicado de pagar y un modelo poco razonable para fomentar debido a su insostenibilidad. «¡Este es un asunto serio!, si no mejoramos la forma en la que la arquitectura está siendo percibida por los niños de hoy y no hablamos con ellos de manera positiva sobre la arquitectura vertical, espacios compartidos, etc, les estamos traicionando y llevando a un futuro de decepción y de sueños no cumplidos», nos dice.

«Clientes, consumidores y usuarios deben contemplar el futuro y el presente, ¡no sólo el pasado! El pasado tuvo momentos de gloria, pero el futuro es nuestro», concluye.

El proyecto se encuentra dentro de la programación de la Architectural Association School of Architecture, la escuela de arquitectura más antigua del Reino Unido y considerada una de las mejores del mundo y a lo largo de los dos cursos escolares realizados hasta ahora, desde el 2014, han dado clase a más de 3.000 niños de Londres en 27 colegios distintos.

Dibujar y crear futuros edificios es común en nuestra infancia y ‘Little Architect‘ de la mano de Lola, quiere que no nos abandone la capacidad de observar nuestro entorno e imaginar ciudades que nos hagan felices.

————
Fotos © ‘Little Architect’ / Foto de portada cedida por Capco (Capital & Counties).

Más información sobre el proyecto: www.aaschool.ac.uk/STUDY/VISITING/littlearchitect

 

You may also like

Leave a Comment