Home Cine Cinemaattic: Focus on Cuba

Cinemaattic: Focus on Cuba

by Ana G. Chouciño
Fotograma de Verde olivo de Celina Escher

Este viernes vuelve Cinemaattic, y me han cogido con los deberes sin hacer.  Todavía no había escrito sobre la noche que dedicaron a Cuba. Pero a veces no está mal dejar reposar las historias, espiarlas sin que nos vean para comprobar si se transformarán durante la espera.

‘Mataperros’, de Yimit Ramírez González fue la primera, y dejó el listón muy alto. Es revelador cómo el detalle más cotidiano pueda explicar parte de la historia de un país. El período especial en Cuba, la larga crisis económica que asoló este país a principios de los 90, explicada a través de los envoltorios de unas chocolatinas. Un joven nos muestra cómo él y sus amigos usaban un antiguo ejemplar del Capital, de Carlos Marx, como álbum en el que coleccionar los envoltorios de dulces que recogían del suelo. La inocente y frustrada ilusión de unos críos que se conforman con los papeles brillantes, con los restos de un capitalismo con el que son tentados. Enseñan este álbum a sus padres, pero en ellos ya no hay ilusión, sino el recuerdo de una época en el que el hambre rondaba demasiado cerca;  rabia e impotencia ante un embargo americano que apretaba más fuerte que nunca, ante el colapso de la URSS que los dejaba sin apoyo.

‘Luden’, de Pablo Marín, recoge testimonios de soldados cubanos que lucharon en la guerra de Angola. Los relatos que acompañan a los protagonistas de cualquier guerra, el miedo a no regresar, el miedo a morir, acompañan a imágenes actuales. La vida sigue, aunque sea con cicatrices.

‘Verde Olivo’, dirigida por Celina Escher, nos llevó a casa de Teresa, exsoldado de la revolución cubana vestida con su antiguo uniforme verde olivo. La vemos prepararse para la visita de Obama a Raúl Castro, y por un momento nos imaginamos que va a acudir a la ceremonia. Pero Teresa se sienta con su marido ante la televisión para asistir a la visita presidencial. Lo cotidiano, la humildad de su casa, su piel arrugada, contrastan con el uniforme.

Teresa narra orgullosa su lucha por la revolución, y el gran acontecimiento que supone la visita del presidente americano. Pero la ilusión inicial se va transformando en decepción, como esas visitas que vienen a casa y se van demasiado pronto sin apenas haber dicho nada.

‘Diarios de la niebla’, de Rafael de Jesús Ramírez, nos trasladó a un extraño mundo de bruma e imágenes distorsionadas. Basado en un relato de Borges, Ramírez nos introduce en un extraño sueño del que cuesta escapar.

‘La Pura’, de Karen Andersen, nos despertó de golpe y nos devolvió a Cuba.  Una mujer bendecida por un don y convertida en curandera. Sus rituales  y gestos exagerados ante la cámara nos hacen dudar de la línea entre ficción y realidad, pero quizás la vida esté hecha de ambas a la vez.

El viernes nos veremos de nuevo en las salas, en el Old St Paul´s Hall de Edimburgo. Esta vez, han prometido que los cortometrajes nos harán pasar miedo. Seguro que lo consiguen.

—————–

https://www.facebook.com/events/1636427709749739/

https://cinemaattic.com/

Foto portada © Fotograma de ‘Verde Olivo’ de Celina Escher

You may also like

Leave a Comment