Home Arte Lluís Barba. Un Artista Entre Varios Mundos

Lluís Barba. Un Artista Entre Varios Mundos

by Dolores Galindo

Detenerse ante de una de las obras de Lluís Barba, es quedar atrapado entre la fascinación y la perplejidad de lo que tienes delante. Por arte de birlibirloque el espectador puede navegar entre las salas mas famosas de museos emblemáticos, admirar obras de arte de los grandes maestros de todos los tiempos o ver dentro de las mismas interactuar a celebridades con ciudadanos anónimos de diversas culturas. Entre colores vivaces, escenas, autores y personajes del pasado y el presente se dan la mano para crear nuevas realidades.

Detenerse ante de una de las obras de Lluís Barba, es quedar atrapado entre la fascinación y la perplejidad de lo que tienes delante. Por arte de birlibirloque el espectador puede navegar entre las salas mas famosas de museos emblemáticos, admirar obras de arte de los grandes maestros de todos los tiempos o ver dentro de las mismas interactuar a celebridades con ciudadanos anónimos de diversas culturas. Entre colores vivaces, escenas, autores y personajes del pasado y el presente se dan la mano para crear nuevas realidades.

Barba es otro de esos artista, fruto del talento español, que ha sido mas reconocido fuera que dentro de su propia casa. Presente en mas de 27 colecciones de 10 países diferentes, es un asiduo de la escena artística británica, donde ha participado el las ferias mas relevantes de los últimos años. En la pasada London Art Fair, sorprendió de nuevo con sus series más recientes, Viajeros en el tiempo y Autorretratos donde el artista, partiendo del dialogo de lo absurdo, construye un discurso paralelo que cuestiona los dudosos logros de la globalización.

¿Porqué esa contínua referencia a los autores consagrados?
Pienso que es importante no perder nuestras raíces y menos nuestra memoria histórica, sin los grandes maestros del pasado nunca hubiésemos podido llegar a realizar obras que estamos realizando actualmente. 

Mi relación con la historia del arte es una relación de admiración y respeto por los maestros del pasado, muchos de ellos fueron capaces de adelantarse a su tiempo y aportarnos los elementos suficientes para la existencia del arte contemporáneo actual.

¿Cuál es tu concepto del arte?
El arte es una visión subjetiva y particular de ver el mundo que nos rodea, tan importante para los que lo emitimos como para los receptores que lo observan, tiene tanto de emocional, como de conceptual sin olvidarnos de la parte formal. Para mi significa una forma de vida sin la cual seguramente no me sentiría identificado como persona. Mi arte es mi propia realidad virtual.

¿Y tu visión del mundo?
Mi arte es un reflejo de la sociedad. En la sociedad existen muchos desequilibrios, tanto étnicos como económicos y de clases, a través de mi arte trato la deshumanización, el aislamiento, la manipulación, la presión social. En el siglo XXl todavía no hemos conseguido cambiar nada, un ejemplo actual, es el suicidio de 23 trabajadores de la empresa «France Telecom», tuve que escuchar la escalofriante cifra dos veces porque me parecía imposible. Yo me pregunto si en las empresas en lugar de tratarnos como números o códigos de barras, nos vieran como seres humanos con nuestra propia identidad, creo que no se hubiese permitido una atrocidad laboral semejante. 

© Lluís Barba

© Lluís Barba, fotos cortesía del artista

¿Qué te gustaria cambiar?
Creo que es importante el respeto y la tolerancia, la importancia de la libertad de pensamiento enfrentada al dogmatismo que debería quedar relegado. Pienso que algunos desequilibrios sociales se han acortado, pero por desgracia la distancia entre clases sociales continúa existiendo, por eso me parece muy importante la aparición de personas marginadas que comparten protagonismo con personajes del glamour, de la política o de la cultura. Debemos ser capaces de aceptar y de respetar que dentro de nuestra sociedad existen varias sub-sociedades que evolucionan a diferentes velocidades.

¿Qué piensas de los mercados internacionales?
La última vez que expuse en Art Basel Miami, la repercusión mediática fue buena (CNN New York, London Times, Miami Herald…) eso es de gran ayuda para la progresión en la carrera de un artista, es el mercado puro y duro. Por otro parte está la propuesta de la feria en cuanto a contenido, en ferias como Volta, Scope o Pinta London, la propuesta es más fresca y ademas de un enfoque comercial, aporta elementos contemporáneos de reflexión.

En España cuenta antes quién eres, las amistades que tienes o de qué partido político eres… hay demasiados prejuícios.

 ¿Cómo te sientes siendo artista en España?
Pienso que en otros países cuenta más el trabajo y la seriedad con que se realiza. En España cuenta antes quién eres, las amistades que tienes o de qué partido político eres… hay demasiados prejuícios. Se da una forma generalizad de pensar que siempre valora más lo que viene de fuera.

¿Cómo describirias el panorama artístico español?
Creo que situación en España no es demasiado buena, deberíamos cambiar de mentalidad, ser más abiertos y más atrevidos. Se tiene que empezar por la educación infantil, como están haciendo otros países. Siempre he pensado que un niño que se interesa por las artes desarrolla una determinada sensibilidad y al crecer, difícilmente quemará un bosque o fabricará bombas. En cuanto al mercado, creo que se debería mejorar la fiscalidad sobre la adquisición de obras de arte, en lugar de buscar más desgravación por la compra de objetos de arte, aumentan el IVA para crear más dificultades a los coleccionistas, vamos al revés del mundo.

Viajeros en el tiempo

La obra de Lluís Barba es una reflexión de la sociedad de hoy y una crítica a los problemas que ésta misma genera. Pone en evidencia las dos velocidades en las que avanza la el mundo y el desequilibrio vertiginoso que ocasiona – la opulencia y la pobreza, la cultura y la ignorancia – y por otro lado el aislamiento, la incomunicación, el consumo masivo, la alienación y la pérdida de identidad a la que conduce esta sociedad del simulacro, como la denominó Baudrillard. 

Su propuestas ofrecen una revisión subjetiva de la Historia del Arte, un fenómeno de hibridación y recorrido por el mundo global, generando una interrelación entre personajes y roles de la escena artística y cultural: creadores, coleccionistas, curadores, críticos, cineastas, filósofos o escritores compartiendo espacio y tiempo con religiosos y políticos integrados con marginados sin techo e inmigrantes, tribus urbanas en contraste con los escenarios de pobreza que genera el sistema dominante. Estereotipos que conviven entre modelos deslumbrantes, guerrilleros paramilitares, turistas desocupados e indigentes de los países excluidos de la globalidad financiera que nos dejamos imponer. Muchos de sus personajes lucen un tatuaje de código de barras, como símbolo de pérdida de identidad individual, homologación, alineación que favorece el consumo masivo.

Criticar el drama social a través de una obra de apariencia amable es un recurso que ya utilizara el genio de Chaplin. Todos hemos sonreído con la famosa escena donde el dictador juega con un globo terráqueo antes de que le explotara en las manos. Barba recrea igualmente una puesta en escena agradable aunque capaz de introducir contrastes que hagan pensar al espectador, tales como la frivolidad de Lady Gaga enfundada en un vestido hecho de carne cruda, al lado de niños desnutridos. 

A través de sus historia virtuales el artista crea complejos micro-hábitats donde pasado y presente se dan la mano, a la vez que lanza una señal de socorro haciendo visible las atrocidades que la sociedad del bienestar ha propiciado y cuyas consecuencias parece dispuesta a olvidar.  

You may also like

Leave a Comment