Home Fotografía Cristina de Middel: Jugar a ser verdad

Cristina de Middel: Jugar a ser verdad

by Elena Lafuente Alonso

(fig.1) Cristina de Middel. JAMBO. The Afronauts. 2011. © Cristina de Middel. Cristina de Middel es una artista alicantina que gracias a la calidad de su trabajo fotógrafico ha sabido ganarse un hueco en el panorama internacional. Algunos de sus proyectos han tenido reconocimiento en importantes certámenes, siendo actualmente una de las finalistas del Deustsche BörsePhotographyPrize 2013.

(fig.1) Cristina de Middel. JAMBO. The Afronauts. 2011. © Cristina de Middel

Cristina de Middel es una artista alicantina que gracias a la calidad de su trabajo fotógrafico ha sabido ganarse un hueco en el panorama internacional. Algunos de sus proyectos han tenido reconocimiento en importantes certámenes, siendo actualmente una de las finalistas del Deutsche BörsePhotographyPrize 2013.

The Afronautas es la serie de fotografía que más éxito y popularidad le ha dado. En ella están presentes todos los elementos que caracterizan su obra, destacando el uso de la ironía para conducir a la reflexión del espectador.

Recientemente, The Afronauts, ha visto nacer su propia versión para iPad y iPhone, habiendo sido presentada por su creadora hace unos días.

La tarea de los comunicadores de conseguir lanzar un mensaje que cale hondo en la sociedad es complicada, existiendo muchas maneras de hacerlo. La de Cristina de Middel – sin ser una comunicadora ex profeso- tiene como base el sentido del humor, siendo éste uno de los rasgos más significativos de su obra.

De Middel (Alicante, 1975) es Licenciada en Bellas artes, especializada en dibujo por la Universidad Politécnica de Valencia, con estudios de postgrado en fotografía por la Universidad de Oklahoma y en Fotoperiodismo por la Universitat Autónoma de Barcelona. Es precisamente este interés por el fotoperiodismo lo que la lleva a trabajar profesionalmente como fotógrafa para periódicos y ONG varias, ejerciendo además de colaboradora para las conocidas revistas Colors, Esquire y Yo Dona entre otras.

La larga carrera de la artista como fotoreportera y por otro lado, su formación artística, es quizás lo que ha permitido a la obra de De Middel lograr un equilibrio muy sólido entre la estética y la narrativa, consiguiendo que caminen de la mano, aunque librándose en sus proyectos personales de la atadura que requiere la veracidad de los reportajes documentales. Sin embargo, la barrera que separa la realidad y la ficción es a menudo muy delgada, y es precisamente este ámbito sobre el que reflexiona la artista en su trabajo, ofreciendo a menudo una interpretación subjetiva de lo real infiltrando a la verdad en el terreno de lo ambiguo.

Un manejo exquisito de la técnica, otorga  a Cristina de Middel la capacidad de moverse con facilidad entre diversos géneros y registros fotográficos y si bien un reportaje de tipo periodístico demanda una visión formalmente más realista, en su obra personal se concede la licencia de mostrar una estética cercana a lo pictórico, notable sobre todo en la composición de los encuadres, el tratamiento sutil de las formas y la enfatización de los valores táctiles. El sentido del humor, la ironía y el carácter lúdico, así como la interpretación subjetiva de lo narrado,  tal y como veníamos diciendo, están presentes en dos de los trabajos más destacados de la artista: las series fotográficas Poly-Spam y The Afronauts.

La primera fue presentada en el año 2009 dentro del circuito de Photoespaña. La obra está compuesta de ocho fotografías que narran algunas de las historias descritas en el spam que fue llegando al correo electrónico de la artista durante el período de un año. Se trata de una serie de sucesos falsos, descritos por remitentes que decían estar a punto de morir, o en disposición de herencias que querían donar a sus destinatarios. En estas crónicas Cristina de Middel encontró la inspiración para llevar a cabo una recreación hipotética a partir de un episodio que era fingido.

La exposición Poly-Spam se configuró además como un proyecto abierto, ya que  finalmente fue completado con una instalación en la cual los espectadores podían fotografiarse a sí mismos.

Cristina de Middel

En cuanto a la serie The Afronauts (fig.1) se trata del último y más destacado trabajo de Cristina de Middel.

Para explicarlo hemos de remontarnos al año 1964 cuando Zambia, recién independizada del Reino Unido, presenta un proyecto espacial con la intención de superar el reto de Estados Unidos y la Unión Europea de llegar a la luna. La iniciativa  corrió a cargo de un profesor de escuela zambiano llamado Edward Makuka cuyo objetivo era enviar a la luna a través de un sistema derivado de la catapulta un cohete con un equipo formado por diez astronautas, una chica de diecisiete años y dos gatos. El programa incluía un programa de entrenamiento para dichos tripulantes el cual comprendía una serie de pruebas entre las que se encontraba hacer rodar a los astronautas cuesta abajo metidos en barriles simulando un aterrizaje, o darse fuertes impulsos en columpios para percatarse de la ingravidez espacial a la que tendrían que hacer frente. Aunque la convicción que Makuka tenía en su proyecto era plena, el gobierno de Zambia, como era de esperar, desestimó la iniciativa privándola de financiación alguna. A ello hay que añadir que la joven que formaría parte de la tripulación se quedó embarazada de uno de los astronautas, contrariedad que finalmente desencadenaría el abandono del proyecto. A pesar de todo, el profesor Makuka nunca contempló su planteamiento como una utopía, es más, dejó escritos una serie de artículos de prensa en los que afirmaba que Rusia y América pretendían raptar a la chica de su tripulación para frustrar su ambicioso desafío.

Pues bien, esta es la historia de la que parte Cristina de Middel para desarrollar The Afronauts (fig. 2). Se trata de una serie de cuarenta imágenes que reconstruyen las escenas que podrían haber documentado la noticia hace cincuenta años, resultando una narración quimérica rebosante de espíritu de superación. Las representaciones que lleva a cabo la artista están ejecutadas desde el más absoluto respeto, afrontando el relato  desde el esfuerzo y la pasión con que fue concebido.

La serie The Afronauts (fig.3) incluye además de las fotografías propiamente dichas, un libro de artista con dibujos, material documental e imágenes de archivo que completan el interesante trabajo de De Middel. La confección del libro fue decidida desde el principio, suponiendo la forma definitiva de hacer comprensible a fondo el proyecto y darle el empaque con el que su creadora lo había planeado. La intachable factura del libro le ha llevado a ser considerado internacionalmente como uno de los mejores libros de fotografía del año 2012.

El trabajo al completo – que ha supuesto a la artista ser una de las cuatro finalistas del Deustsche BörsePhotographyPrize 2013 cuyo fallo tendrá lugar en el mes de mayo – pretende ser una reflexión sobre lo que estamos acostumbrados a percibir como real, al tiempo que entraña una delicada crítica hacia la posición y prejuicios que el primer mundo tiene de todo el continente africano.

The Afronauts  (fig.4)  es una historia acerca de sueños hipotéticamente cumplidos. Es una apuesta en firme por aquéllos que creen en lo que hacen y se apasionan por conseguirlo, convirtiendo sus propósitos más o menos idealistas, en una forma de vida a la que aferrarse.

You may also like

1 comment

Leave a Comment